No es un Viernes Santo cualquiera.

Minientrada Posted on

Este no es un Viernes Santo cualquiera. La Hermandad del Cristo no hará su estación de penitencia. No hay nervios, no hay tensión. Tampoco habrá ese cansancio indescriptible a las tres de la mañana. Pero es que ese cansancio no lo cambiamos por nada. Hoy todo será mucho más duro. La penitencia va por dentro, siempre va por dentro, pero hoy más que nunca.

Tiempo para pensar, tiempo para reflexionar, tiempo para rezar. Para pedir que pase todo lo que estamos viviendo, para pedir a la Tierra, nuestra “Casa común”, que nos perdone lo que le hacemos de forma diaria. Y para pedir a los demás que nos perdonen por todas nuestras torpezas, por todo aquello que hacemos y que nos podríamos ahorrar, simplemente para no complicar tanto la vida y poder verla pasar de forma plácida.

Hoy haremos una y mil “levantás” internas en nuestra estación de penitencia particular, y haremos una carrera “no oficial” avanzando con tristeza por lo que hemos hecho mal pero con la esperanza de mejorar siempre.

Buena estación de penitencia en este Viernes Santo.

salida Cristo

Publicado por Manuel Zúñiga Hita

“La Borriquita”. Una historia de azul y blanco.

Posted on Actualizado enn

El patio de los naranjos del Colegio San José se va llenando de azul y blanco en la tarde del Domingo de Ramos. Los juegos, carreras, mochilas y griterío diario se convierten en esa tarde en una tensa pero alegre espera antes de la estación de penitencia. Todo organizado; además del patio de los naranjos, varias aulas y salones para una marea de nazarenos que serán los que “oficialmente” inauguren la Semana Santa de Jerez “de toda la vida” aunque ya llevemos tres días de procesiones en la calle.

Borriquita nazarenos

Costaleros arriba y abajo; entre ellos me encuentro con Javier Valle, que cambió la dirección de cofradía por una trabajadera. Podrá decirnos cuando acabe el día cuál de los dos trabajos es más duro… y cuál más desagradecido. Ya veo otras caras conocidas, los de “mi quinta”; veo a Miguel Pérez, insigne belenista que algo tuvo también que ver con la palmera de su Misterio, a Abelardo Escudero, vecino mío de infancia y juventud, veo también a Manolo y Antonio Serrano, grandes veteranos de esta Hermandad, a José Manuel Ramírez y a Javier Jiménez, otro compañero de fatigas bancarias, igual que Miguel, Antonio y el mismo José Manuel, y que desde hace muchos años siempre se me ha acercado en la calle para dejarme un recuerdo del Domingo de Ramos con la imagen de alguno de sus Titulares. Aunque no sea mi Hermandad, me encuentro como en casa; mi pasado lasaliano algo tendrá también que ver.

Y en el Oratorio, la inmensa presencia de Cristo Rey y la Estrella esperando su momento. Atributos ordenados preparados para la salida y murmullos y en algunos momentos griterío que llega desde el patio lateral, como si hubiera sonado la campana del recreo. Oraciones personales de hermanos ante sus titulares y también la mía, para que todo en esa tarde fuera perfecto.

Pero mi presencia allí no era casual, como tampoco lo fue los dos años anteriores, sino por echar una mano a un amigo de mi Hermandad, Sebastián, al que le había “tocado” ser delegado de día de la Unión de Hermandades y que, conociendo mi pasado, me había asignado para colaborar en el recorrido de “La Borriquita”. Le estoy muy agradecido por esto. Así que busqué a las dos personas con las que tenía que contactar, el Hermano Mayor y el Director de Cofradía. Los encontré en el patio de los naranjos atendiendo a los medios. Saludo desde lejos… ¡Ahora nos vemos!… ¡Sin problema!

Cuando terminaron, un saludo muy alegre, porque la tarde pintaba muy bien, y una conversación corta. Javi Castañeda, de familia con el corazón partido el Domingo de Ramos entre La Salle y la Ermita de Guía, y Juan Miguel, el Hermano Mayor, sólo me confirmaron que todo estaba controlado, sin novedades. Perfecto, no os molesto más que uno tiene que rematar la salida y el otro atender al pregonero. Mi información en el grupo de delegados de día: “Todo perfecto en San José”, sin florituras.

Borriquita Cristo Rey

Se acercaba la hora y el patio, las aulas y los salones ya eran todo azul y blanco. Todo el mundo preparado, los costaleros tras los pasos y los primeros tramos de palmas levantados. Cruz de Guía y faroles… Puerta abierta, aplausos, iniciamos el camino para convertir la “Entrada Triunfal” en “Salida Gloriosa”. Gente con muchos años a la espalda en la dirección de cofradía iba entregando atributos a medida que avanzaban los tramos por el Oratorio. Un poco más, se abre otra puerta… ahora sí, mi información al grupo: “Cruz de Guía de la Borriquita en la calle”.

Sin darme cuenta, en el sitio de absoluto privilegio en que me encontraba por mi cometido de esa tarde, me vi rodeado de los más viejos del lugar, todos los que ya mencioné y muchos más. Ayudé lo que pude a poner capirotes, sostener insignias o quitar dobleces del antifaz porque ya tocó Martín el llamador del Misterio. Una levantá suave como para no despertar a la Estrella que estaba a su lado, la banda tocando desde el patio y una revirá genial para enfrentar la puerta del Oratorio. Nuevo toque del llamador, salida complicada y perfecta, Himno y el paso fuera. Unos metros después, la otra puerta y mi información en el grupo: “Cristo Rey en la calle”.

Borriquita Estrella

Siguió el trabajo dentro, tramos de cirios, insignias, atributos, detrás del portentoso paso de Misterio de la Hermandad, y, en un suspiro, le tocó el turno a la Señora. Antes de que fuera más tarde, me despedí del Hermano Mayor: “Juan, buena estación. Si necesitas algo ya sabes”. Pocas cosas hay en el mundo con tanta estética y simbología y que deleite más a los sentidos que un paso de palio. Vista, oído y olfato trabajan para que casi podamos tocarlo y para que podamos saborearlo en toda su dimensión. Toque de llamador y el palio arriba, una marcha eterna como la revirá del paso en el Oratorio pero que pasó en un momento. En el costado izquierdo mi amigo Lolo Becerra, su mayordomo, hermano también de nuestra otra Hermandad, El Cristo, donde está tan desaprovechado. Otro esfuerzo más y el palio ya estaba fuera. Mi última información al grupo: “La Estrella en la calle”. Ahora nos quedaba toda la tarde.

Este cinco de abril de 2020 no podrá ser. Un microorganismo nos hace valorar aún más lo que tenemos y que damos por sentado, pero que podemos perder en un momento. Estoy seguro de que los hermanos de La Borriquita, pasarán un mal momento, como lo iremos pasando los demás según lleguen los días, pero llevarán a Cristo Rey y a la Estrella en su corazón como si estuvieran vestidos de azul y blanco. Hoy me he acordado de ellos y quería dedicarles estas palabras para que supieran cómo vivió esos momentos de privilegio, alguien que no es de la Hermandad, pero que tuvo la ocasión de compartirlos y que se siente muy agradecido por ello. Ya sólo os queda un año.

Publicado por Manuel Zúñiga Hita.

Fin de trayecto. #UnaSolaHermandad.

Posted on

Una vez finalizadas las elecciones del Cristo, lo primero es dar mi más sincera felicitación a Carmen Alonso, elegida como nueva Hermana Mayor por una amplia mayoría de los hermanos y hermanas del Cristo. Le deseo lo mejor al frente de la Hermandad para que la pueda gobernar con justicia, la virtud fundamental que se le debe desear y exigir a todo responsable de cualquier ámbito de la vida social desde los tiempos de la Grecia Clásica.

Candidatura Carmen Alonso

A ella le tocará ahora conformar su Mesa de Hermandad y Junta de Gobierno con las personas que la han acompañado en esta aventura y tomar posesión de los cargos con la Cuaresma asomando ya por la esquina. Mucha suerte a todos también en su desempeño.

En lo que a mí respecta, el pasado mes de agosto de 2019 comencé, junto a un magnífico grupo de personas, una andadura para ofrecer a los hermanos y hermanas del Cristo una alternativa basada en orientar nuestras acciones a nuestra gente y a la del barrio y Jerez en general, por encima de las actuaciones patrimoniales. Una alternativa que pudiera limar la polarización que había en la Hermandad y que se demostró en las candidaturas presentadas y, finalmente, también en el resultado de la votación.

Esta es la realidad y esta ha sido la decisión de los hermanos y hermanas del Cristo; la respetamos y a ella nos debemos.

Quiero agradecer la confianza de las 83 personas que me han apoyado con su voto en estas elecciones, así como a todas aquellas que han leído los documentos que he publicado y han visionado los vídeos de la candidatura. Les estaré eternamente agradecidos. En breves fechas cerraremos la página de la candidatura, pero los artículos sobre los distintos aspectos que se han publicado los dejaré en mi blog personal “unmomentoparapensar.wordpress.es” por si los queréis consultar en algún momento.

Por último, un agradecimiento sin límites a las personas de mi candidatura, que me han apoyado casi de forma ciega, que me han aportado en poco tiempo mucho conocimiento y muchos valores personales. Ha sido un auténtico privilegio trabajar con este grupo y mi única pena es que no haya tenido la oportunidad de trabajar como tal en pos de la Hermandad, porque, como ya he dicho en más de una ocasión, el Hermano Mayor no es lo importante, sino el grupo de trabajo que sea capaz de conformar a su alrededor.

IMG_9299

Toca ahora un periodo de reflexión sobre todo lo ocurrido, bonito porque va a coincidir con la Cuaresma, para luego ir incorporándose, con toda la normalidad que sea posible, de nuevo a la Hermandad.

Muchas gracias a todos y un cordial saludo en el Cristo, su Madre del Valle y nuestro apóstol San Juan.

 

Publicado por Manuel Zúñiga Hita

Una Hermandad de futuro. #UnaSolaHermandad

Posted on

Nuestra Hermandad es un referente ya en Jerez y lo lleva siendo desde hace muchas décadas. Es una Hermandad valiente, decidida y muy temperamental, lo que nos ha traído en la Historia no pocos problemas de los que siempre hemos salido. Creemos que, de ahí, a ser una institución que traspase estas fronteras nos queda muy poco. Aquellas personas que vienen a Jerez de fuera preguntan por las bodegas, los caballos y el flamenco, pero llegará el momento en que también preguntarán por El Cristo y querrán acercarse a la Ermita para ver a nuestros Titulares como una seña de identidad del lugar que están visitando.

Cristo cielo

Nosotros no tenemos un templo con tanta historia como San Miguel, Santiago, San Mateo o muchos otros de la ciudad. Esta diferencia para que, incluso los de fuera, quieran acercarse a San Telmo, nos la dará, por un lado, la devoción a nuestros Titulares y por otro, nuestro espíritu de compromiso y ayuda a los demás, nuestra fuerza para afrontar los retos del futuro para una Hermandad Cristiana.

Sabemos que la imagen no es lo más importante. Un buen aspecto, unas buenas intenciones, unos proyectos, pero sin realidades detrás que los sustenten no nos sirven para nada. Sin embargo, algunas veces es importante lo que somos capaces de transmitir porque una Hermandad debe “dar testimonio” de su fe con su comportamiento en todos los ámbitos de actuación. Y esta será nuestra auténtica fuerza, por esto es uno más de los puntos que pretendemos abordar si los hermanos y hermanas nos dan su confianza.

san juan 01

Por otra parte, nuestro patrimonio, que se ha visto acrecentado en los últimos años, también ayudará a esta mejora de nuestra imagen. En los próximos años, sin embargo, en los que tendremos que reducir nuestra deuda todo lo posible, creemos que será una buena opción mantener en buen estado el mismo y si se pueden conseguir fondos adicionales por otras vías, mejorarlo con inversiones menores y orientadas al conjunto de atributos e insignias que sacamos a la calle en nuestra estación de penitencia.

Ya sabéis que nuestra opción fundamental, si nos dais la confianza, son las personas y sus relaciones, porque si cuidamos nuestras relaciones, la Hermandad del Cristo será imparable.

Y si seguimos mirando al futuro, el presente nos da opciones ya de que nuestra Hermandad esté también físicamente muy cerca, de que podamos llevarla en nuestro bolsillo en forma de móvil. La app debe extenderse a todos los modelos tecnológicos, de forma que cualquier hermano o hermana del Cristo pueda acceder en cualquier momento y lugar a toda la información y pueda realizar gestiones de forma inmediata.

Valle 01

Un grupo de personas diverso, con riqueza en todos los sentidos, mirando al futuro con esperanza y alegría, con ilusión por seguir el legado material y, sobre todo, espiritual que hemos recibido y transmitirlo a las nuevas generaciones para su disfrute y vivencia, y para que seamos ejemplo de fe. Esta es una visión de la Hermandad del Cristo, que no nos quitamos de la cabeza.

Gracias por la acogida que nos habéis dado en estos meses y esperemos que el futuro nos sea favorable y si no lo es, que sepamos salir de las dificultades como siempre hemos hecho.

Publicado por Manuel Zúñiga Hita

La estabilidad y la fuerza económica. #UnaSolaHermandad.

Posted on Actualizado enn

Creo que todos somos conscientes del tremendo esfuerzo que ha tenido que realizar la actual Junta de Gobierno para llevar a cabo la rehabilitación de la Ermita de San Telmo. Además, lo ha tenido que hacer con premura, porque había riesgos importantes en algunas partes del Templo. Gracias a Dios y a este gran esfuerzo, los riesgos han quedado conjurados y disponemos de un patrimonio en magníficas condiciones.

La parte negativa es que, como no ha sido posible hacer acopio de fondos previamente a las obras, la Hermandad tiene hoy una deuda importante con terceros: unos 300.000 euros según la información facilitada en los dos Cabildos de cuentas. Sin embargo, es una ventaja indudable que la mayor parte de esa deuda esté estructurada en un préstamo a largo plazo, que contemos, según se nos ha comunicado, con el apoyo del Obispado para cubrir la certificación pendiente con el contratista y que nos haya tocado la lotería en forma de herencia.

Monedas01

Pero, aunque todo indica que la Hermandad va a salir sin problemas de este episodio, creo que debemos poner los medios para que esto no vuelva a pasar. Siempre se dice que lo mejor es prevenir, y estoy, básicamente, de acuerdo con esta afirmación.

Aspiro, si soy elegido hermano mayor, a que la Hermandad tenga unos medios económicos adecuados para mantener con cierto desahogo su patrimonio, que no es escaso. Quizás peque de ambicioso en este punto, pero entiendo que debemos tener una economía que no solo nos permita costear la procesión del Viernes Santo y poco más, sino que también posibilite una fuente de financiación para nuestros objetivos sociales y patrimoniales y una tesorería desahogada que permita el cumplimiento en tiempo de nuestros pagos.

Para eso, habrá que apurar las posibilidades de actividades que ya se vienen haciendo y que tienen una rentabilidad económica real. En este punto, posiblemente, lo primero que haya que hacer es conocer cuáles de las que se hacen por motivos económicos, tienen un bajo impacto en este ámbito.

Una posibilidad que nos gustaría explorar, si los hermanos nos dan la oportunidad, es que este tipo de actos “menores” desde el punto de vista económico, puedan ser asumidos por grupos de hermanos, de forma que se les dé un sentido más social que económico para la Hermandad. Además, entiendo que esta fórmula tendría como beneficio adicional, descargar algo al grupo de Mayordomía, en quien habitualmente recaen todos los trabajos más ingratos de la Hermandad.

Creo que hay otras actividades, como la caseta o la zambomba, que pueden ser susceptibles de algunos cambios, aunque, dado que tienen un peso significativo desde el punto de vista económico, estos deberían realizarse con cautela.

Finalmente, hay otros actos o recursos incorporados más recientemente, como los festivales flamencos o el columbario, a los que espero se les pueda dar aún mayor relevancia en todos los órdenes, entre ellos el económico.

Pero el fin último que creo que deberíamos alcanzar en este campo, como en la práctica totalidad de los que estamos tocando en estos textos, es que participemos en mayor medida los hermanos y que seamos capaces de atraer a más personas a la Hermandad.

Cuantas más personas tengamos un vínculo fuerte con la Hermandad, más sencillo será conseguir los recursos necesarios para mantener en perfecto estado nuestro patrimonio material y, cuando sea posible, ampliarlo de forma razonable.

economía01

Confío no molestar a nadie si afirmo que, en este aspecto económico, una parte significativa de hermanos no hemos colaborado en la medida que se podría entender deseable en los últimos años. Aparte de ser casi siempre los mismos quienes trabajan, los que acuden o colaboran en algunos casos, también, suelen ser una nómina bastante corta.

Participar en el sustento económico de la Hermandad y ayudar a dar realce a sus actividades se supone que es un deber que nos afecta a todos sus miembros y me temo que somos muchos los que podríamos hacer más en este punto.

Es posible que, por las circunstancias en las que nos hemos visto envueltos a causa de la rehabilitación de la Ermita, la parte más relacionada con las personas haya sido en parte postergada, primando lo patrimonial por razones de urgencia.

También es cierto, y vuelvo a insistir en que no busco polémica alguna, sino motivar mi punto de vista, que una razón bastante aducida por algunos hermanos, para participar solo el mínimo imprescindible en el sostenimiento de la Hermandad, es la falta de confianza:  a un número significativo de ellos les gustaría tener los aspectos económicos más claros y, creo, están en su derecho de pedir que así sea (lo que no quiere decir que me parezca que tienen motivos para desconfiar).

Mi propuesta en este punto es hacer un esfuerzo adicional de trasparencia, para eliminar cualquier tipo de suspicacia y, junto con todas las demás medidas que os proponemos, insisto, alcanzar el objetivo de involucrar a más hermanos y devotos.

Entiendo que ser escrupulosos en el cumplimiento de los Estatutos y, además, establecer medios para facilitar que los hermanos sientan que poseen el control real del patrimonio de la Hermandad, puede ser algo que nos ayude a alcanzar ese fin.

En cualquier caso, las grandes corporaciones (como lo es la Hermandad del Cristo) están obligadas a ser trasparentes en sus actuaciones y respetuosas con sus propias normas.

Si fuese elegido Hermano Mayor, intentaré que la junta que presida sea la servidora de todos los hermanos, que, entiendo, es la directriz que señalan nuestros Estatutos.

Para que todo eso sea efectivo en el campo económico, procuraré ser respetuoso con el orden en el que, entiendo, deben hacerse las cosas: proyectarlas en la Junta de Gobierno, requerir la aprobación del Cabildo a unas actuaciones concretas y presupuestadas, ejecutar la decisión del mencionado Cabildo y, una vez finalizadas, rendir cuentas de la forma más clara posible.

Además, mi idea, si resultase elegido, es recuperar la figura del censor de cuentas, ya que, si es un hermano con prestigio, experiencia y formación, puede dar tranquilidad a aquellos que la necesiten, además de ayudarnos a los que fuésemos gestores del patrimonio común a ser respetuosos con las normas escritas y con nuestro papel de administradores de bienes ajenos, con todas las servidumbres que esto conlleva.

Estoy convencido de que actuando así y, sobre todo, contando con la devoción que en la ciudad hay al Cristo y a su Madre del Valle, seríamos cada vez más los que colaborásemos a sostener la Hermandad, su patrimonio y sus obras de caridad, lo que facilitará las cosas a quienes en el futuro nos tuvieran que sustituir.

ayuda

Publicado por Manuel Zúñiga Hita

La estación de penitencia. #UnaSolaHermandad.

Posted on

Honrad vuestra túnica. Es lo que pediría a cada hermano o hermana del Cristo en el único día del año en que la vestimos. Sea la que sea, nazarena, de cargador o molía, la túnica va más allá de una vestimenta para una jornada especial. La túnica es un sentir que nos acompaña durante toda la jornada del Viernes Santo. Ese que tienen muchos acompañantes espirituales y muchos devotos que ven nuestro paso desde las calles de Jerez y que, a veces, llevan esa “túnica” espiritual mejor que los que estamos en procesión llevamos la negra.

Nazarenos fila pavera

El Viernes Santo salimos a hacer una manifestación de fe. Llevamos al corazón de Jerez a un Cristo que Expira pero que desafía a la muerte. Le acompañan su Madre del Valle y su discípulo amado, para que nuestra Cofradía conforme un “Calvario” perfecto en las calles. Pero no nos equivoquemos, no somos nosotros los que les acompañamos, son ellos los que nos acompañan para dar ese testimonio.

El Viernes Santo es un “día de fiesta” y debemos alegrarnos porque podemos hacer esa manifestación de nuestra fe. Sin embargo, el carnaval ya terminó unos días antes y la feria tardará también otros cuantos en llegar. Y tanto en uno como en otro evento tenemos ocasión de relajarnos, disfrutar con amigos, beber y comer. Pero el Viernes Santo hacemos “estación de penitencia”, con todo el respeto que merecen nuestros Titulares y el pueblo de Jerez.

Nuestra forma de estar en la calle es “distinta”, yo la defiendo y participo de ella, y nuestro recorrido muy complicado, y lo he “sufrido” muchos años ya. La pasión que despierta nuestra Hermandad es bien conocida, pero no creo que debamos permitir que se convierta en un espectáculo en el que se olvide a los hermanos y hermanas que hacemos la estación de penitencia hasta convertirla en insufrible.

Nazarenos Senatus01

Tenemos que conseguir sentirnos plenamente satisfechos y orgullosos de nuestro comportamiento en la calle. Para conseguirlo, sería necesario que cada uno de nosotros hiciera una reflexión muy seria en este aspecto, antes de salir y cuando nos hayamos recogido. A los integrantes de nuestra candidatura nos gustaría que todos cuantos acudan a vernos puedan considerar que el Cristo es una Hermandad firme en sus convicciones y en su forma de ser y de manifestar su fe. Pretendemos que los devotos de Jerez, cuando acudan a ver a la Hermandad en la calle, la perciban como un conjunto en el que no sobra ni falta nada, que suponga un disfrute desde el diputado de Cruz hasta los escoltas del palio y que no solo vayan a ver los pasos obviando todo lo demás.

Creo que es importante que analicemos nuestro recorrido para que sea el más adecuado, y el número de horas que estamos en la calle para que sean las justas y necesarias para nuestra estación. No creo que sea lo mejor aprovechar que “El Cristo” está en la calle para hacer actos y homenajes que puedan hacerse otros días del año. Aunque, lógicamente, habrá quien tenga otro punto de vista, me gustaría que la propia Hermandad y, sobre todo, sus dirigentes, optaran por este enfoque con el fin de hacer la estación más llevadera para los que participamos en ella.

La estación de penitencia es voluntaria: no se obliga ni se compromete a nadie a salir en la procesión, ni tampoco pensamos que sea una competición. Por esto queremos de los hermanos y hermanas que hagan la estación de penitencia, ese compromiso que sale de uno mismo, y que nos hace ser capaces de completar el recorrido con nuestro cirio, de portar atributos complicados e insignias que exigen disciplina y de cargar hasta que las fuerzas flaquean y se levantan los pasos más con el alma que con el cuerpo.

Y a las dos de la mañana, con la emoción acumulada de una tarde larga de plegarias, sentir la satisfacción de haber participado en un trabajo bien hecho y el orgullo de pertenecer a una “Gran Hermandad”, como es la nuestra. Esta es la sensación que me gustaría que nos quedara a todos los hermanos tras la procesión del Viernes Santo.

Publicado por Manuel Zúñiga.

Nazarenos Cruz de Guia antiguo

Las cuadrillas del Cristo. #UnaSolaHermandad

Posted on

Si hay algo que diferencia la Semana Santa de Jerez de cualquier otra, es la forma de cargar al Cristo de la Expiración. Cualquiera que no sea de aquí y lo vea, notará que no es sólo el hecho de cargar por fuera y a hombro. Nuestros cargadores lo hacen de una forma especial: en muchas ocasiones el paso parece “navegar” sobre la multitud, incluso me atrevería a decir que “levita” cuando los espacios son mayores.

Cristo cielo

No es fácil, por mucho que alguien lo crea. Requiere fuerza y experiencia, la que tienen que adquirir los jóvenes que pasan a primera fila con la ayuda de los veteranos, para que sólo con los exteriores pueda levantarse el paso desde el suelo, para que se pasen con garantía todas las “tornerías” que se pongan por delante y que las cuestas sean llevaderas cuando haya que negociarlas. Todo, trabajo de hermanos en equipo, porque juntos seguro que el paso del Cristo pesa menos.

En la Hermandad, los que no somos cargadores, sentimos la garantía de que esta tradición no tendrá fin, que se perpetuará, no solo por la devoción, que esa la tenemos todos los hermanos, sino por el orgullo de pertenencia a un grupo privilegiado que lleva al Cristo sobre sus hombros.

Estoy entre los que piensan que cargar al Cristo es un privilegio. Como tal honor, entiendo que ser cargador del Cristo conlleva una enorme responsabilidad: cada uno de vosotros lleva sobre los hombros el peso de la tradición, no sólo de la Hermandad, sino del pueblo de Jerez, y se espera que siempre respondáis, que seáis un modelo de entrega y comportamiento.

En mi opinión, las cuadrillas, como grupo maduro, pueden desarrollarse como tal y tener participación en su gestión, aunque nunca al margen de la Hermandad, ya que las partes pertenecen siempre al todo y no son nada sin él.

Las cuadrillas del Cristo tienen una situación particular, con miembros que acumulan décadas de experiencia y con cuadrilleros, miembros activos de las mismas, que ocupan esa responsabilidad durante un periodo de tiempo y vuelven a su situación inicial tras desempeñar dichas funciones.

salida Cristo

Entiendo que esta situación abre la posibilidad a que los cargadores puedan participar en la elección de sus responsables, sin perjuicio de que la Junta de Gobierno, sea quien tenga la responsabilidad de su designación, en consonancia con los criterios definidos para el gobierno de la Hermandad en nuestros Estatutos.

Por ello, si nuestra candidatura es la elegida por la mayoría de hermanos, queremos comprometernos, como ya he comentado con muchos personalmente, a estudiar un sistema para la elección de los cuadrilleros más participativo y abierto, que permita a los cargadores del Cristo plantear de forma ordenada alternativas, criterios, ruegos y opiniones a la Junta de Gobierno, quien tendrá la última palabra, de forma que consigamos una viva, constante y estructurada vía de comunicación entre todas las partes implicadas.

Sabemos que el objetivo es muy ambicioso, pero lo planteamos porque estamos convencidos de la importancia de definir entre todos, formas de actuar y normas claras, que representen nuestras costumbres y eliminen dudas en la Hermandad, como en los procesos para acceder a un puesto en cualquiera de las cuadrillas o, del mismo modo, en el momento en que nuestros hermanos deban dejar de cargar para abrir paso a la juventud.

Creo que una cuadrilla del Cristo debe convertirse en un espacio de hermandad y colaboración; un espacio de ayuda mutua, de respeto y de sincero agradecimiento; un camino a la ejemplaridad, que debe ser seguido por todo aquél que aspire a llevar sobre sus hombros al Cristo o ya lo haya hecho. Es alta esta exigencia, sí. Pero es necesaria por Aquel a quien sacáis a navegar a las calles de Jerez.

Publicado por Manuel Zúñiga Hita.

San Juan y la Juventud. #UnaSolaHermandad

Posted on

A nadie se le escapa la importancia de la juventud en todos los ámbitos de la vida. A nadie tampoco se le escapa que es necesario ir dando pasos para que vayan ocupando los sitios de los mayores, que deben hacerse un hueco en todos los ámbitos. Pero también es necesario saber que todo tiene su momento y hay que saber esperar a que llegue, sin dejar de luchar de manera firme por ello. Como ocurre con los jóvenes cargadores de San Juan hasta que llega el momento de llevar sobre sus hombros al Cristo.

san juan 01

Los errores pueden ser una oportunidad de aprender y es evidente que todos nos equivocamos, incluso más de lo que nos gustaría. Sin embargo, en mi opinión, si dejamos a los jóvenes más responsabilidades de las que estén preparados para asumir en cada momento, si dejamos que se estrellen de forma inmisericorde, flaco favor les estamos haciendo y nos estamos haciendo a nosotros mismos, incluso aunque ellos no lo lleguen a entender.

Creo que nuestra labor es ayudar a madurar a nuestros jóvenes desde la más temprana edad, y que esto requiere de nosotros implicación, debemos ir viendo sus cualidades, potenciándolas, probándolas para que tengan éxito en su trabajo y refuercen su autoestima, asumiendo y estudiando los errores cometidos como parte del aprendizaje de ser mayor.

Por lo anterior, me parece importante que consideremos su educación. Esa que sólo puede obtenerse en el mejor sitio posible, en su familia, con el ejemplo de los mayores, con el respeto a los demás, la tolerancia a ideas que no sean las nuestras y las ganas de trabajar para ser mejores personas. Esa a la que puede ayudar y ampliar, pero nunca sustituir, la Hermandad con su diputación de juventud. Y la que podemos reforzar también, trabajando con los padres y ayudándoles en esta labor tan ilusionante pero tan complicada.

También deberíamos considerar su formación, un concepto distinto a la educación, y que, en muchas ocasiones, la mayoría, excede el ámbito de la familia. Adquirir conocimientos y habilidades que ayuden a nuestra juventud a desenvolverse en la vida es un gran objetivo común que, en mi opinión, nos deberíamos marcar. Echarles una mano en sus estudios cuando se presentan los problemas, orientarlos para que encaminen su futuro personal y profesional es algo que creo que está al alcance de nuestra Hermandad, dado el gran número de profesionales, hermanos y hermanas del Cristo, que estamos en disposición de aportar conocimientos y orientación.

Para ayudar a este objetivo, tenemos previsto instituir las “Becas San Juan Evangelista”, como una herramienta más para facilitar el desarrollo profesional y personal de nuestra juventud. Junto a estas becas, se llevará a cabo la creación de aulas de apoyo y gabinetes de asesoramiento y orientación.

Dentro de esta formación, destacaremos también la formación cofrade y, sobre todo, la cristiana, que debe dar sentido a nuestras relaciones como Hermandad, para que, desde muy niños, se pueda desarrollar el sentido de pertenencia a una comunidad que te apoya a través de sus hermanos.

No olvidemos tampoco el aspecto lúdico, porque sólo se es niño una vez, aunque deberíamos mantener ese espíritu durante toda nuestra vida para hacerla un poco mejor y más llevadera.

fullsizeoutput_11c2

Para la coordinación de estas actividades, si tenemos vuestra confianza, contamos con María Muñoz y Mari Carmen Lara, que representarán a la juventud directamente en la Junta de Gobierno y que estarán a vuestra disposición para conocer y tratar todos estos temas. Dos jóvenes con fuerza e ilusión y con la formación necesaria para continuar la magnífica labor hecha hasta el momento con los niños y los jóvenes de la Hermandad.

Y en esa fase final tan importante de la formación de un grupo muy particular de nuestra Hermandad, los cargadores, al frente de las cuadrillas de San Juan estará Javi Lara, junto con su equipo, manteniendo el trabajo iniciado en estos años anteriores en el que se pasó, de no tener casi una cuadrilla completa, a disponer de más de setenta cargadores. El trabajo de muchos años en San Juan, creo que es necesario continuarlo. La responsabilidad única permitirá trabajar de una forma homogénea con los jóvenes cargadores que, por su juventud, tienen importantes cambios físicos de un año a otro, de forma que se puedan ir igualando de una forma natural y que aborden con las máximas garantías su periodo de formación final, antes de pasar a cargar al Santísimo Cristo o a nuestra Madre del Valle.

Cargar en San Juan debe ser algo inolvidable para nuestros jóvenes y debe quedar muy marcado en la memoria cuando ya sean mayores.

Publicado por Manuel Zúñiga Hita.

El Palio que queremos. #UnaSolaHermandad

Posted on

Una de las experiencias vitales más bonitas que he vivido, no ya solo en un Viernes Santo, sino en general en mi vida, fue la de ser, en la Semana Santa de 2015, por primera y única vez, Fiscal del Palio de la Virgen del Valle Coronada. Cuando tuve tiempo de recuperarme y reflexionar sobre esa experiencia, publiqué en Facebook un agradecimiento sincero que os reproduzco aquí, junto con el enlace a la publicación de hace cuatro años.

Valle 01

“Por vueltas que da la vida, este Viernes Santo he tenido el privilegio de hacer mi estación de penitencia como Fiscal del Palio de la Virgen del Valle Coronada. Y he tenido la oportunidad de aprender mucho de equipo, solidaridad y trabajo bien hecho, algo que deberíamos llevarnos a nuestra rutina diaria. He visto gente llorando de emoción al levantar a la Virgen, he vivido momentos complicados que se han resuelto unos con mucha casta y otros con mano izquierda. Y he tenido la oportunidad de ver el trabajo de una de las mejores cuadrillas de Andalucía, con toda seguridad, con sus cuatro “esquinas” guardadas por cuatro genios, Manolo Becerra, Perdi, Motos y Chema y con el liderazgo sereno y seguro de Paco Yesa. No sé lo que me deparará la Semana Santa del año que viene, pero lo que he vivido en esta, ya no me lo quita nadie. Gracias por el lujo de capataz, de ayudantes, de cuadrilla y de paso, todo para nuestra Señora. Dejo un vídeo de la petalada en la salida de Rafael Rivero, con la música de “nuestra Banda” la Banda Palomares y las voces de todo el pueblo que estaba allí.”

Pulsa en este enlace para llegar a la publicación.

Me gustaría un palio como ese que tuve el privilegio de acompañar en 2015, con una cuadrilla y responsables a los que di públicamente la felicitación más sincera por lo que me habían hecho vivir en esa estación de penitencia. Casi perfecto, y digo casi porque sólo Dios posee la perfección. Cumplimos todos los controles horarios, salvo la recogida, con un esfuerzo titánico en algunos momentos, la Corredera, por ejemplo, en la que algunos costaleros se acordaron de mí y de toda mi familia. Pero era necesario, ellos lo sabían y cumplieron con su compromiso.

El Palio es un disfrute para los sentidos. La luz de la candelería, los olores de las flores, la cera y el incienso, los sonidos para los que sólo el Palio es ya una orquesta, aderezada, además, con los sones de Palomares y el movimiento sentido que le dan las cuatro decenas de almas que van debajo. Todo para llevarnos al centro de ese espectáculo de devoción, a la imagen de Nuestra Señora del Valle Coronada, ante la que se rinde todo el que la ve.

Si vuelvo a estar en la presidencia de nuestro paso de palio, estas son las sensaciones que deseo tener. Gracias a Dios en la Hermandad contamos con varias personas que podrían hacerlo posible. Entre ellas, la candidatura que encabezo se ha decantado por ofrecer esta responsabilidad, si los hermanos confían en nosotros, a Chema Merino, que asumiría el martillo del Valle y que, junto con Lolo Becerra y el resto de su equipo, estamos convencidos de que recuperarán los aires del campillo e integrarán la experiencia de muchos costaleros con una pujante juventud que ha sabido dar la cara en las trabajaderas en los últimos años.

“Equipo, solidaridad y trabajo bien hecho”, como decía en mi agradecimiento, para mayor gloria de nuestra Titular. Convivencia y relación continuada entre costaleros, todos hermanos del Cristo, que saben y sienten de forma intensa lo que llevan sobre sus hombros. Y disciplina para llegar de nuevo a un trabajo “casi” perfecto.

Publicado por Manuel Zúñiga Hita.

Con paso firme. Elecciones 2019 El Cristo

Posted on Actualizado enn

En la tarde de ayer 11 de septiembre, formalicé mi candidatura a Hermano Mayor del Cristo en la Secretaría de nuestra Hermandad. Fue un momento de ilusión porque se trató de la concreción de lo que ya anuncié que iba a hacer, aquello por lo que estoy haciendo publicaciones para que lleguen a los hermanos y hermanas del Cristo los criterios a aplicar para que consigamos #UnaSolaHermandad.

IMG_9299

También estuvieron conmigo la mayor parte de las personas que me acompañarán en esta aventura complicada, que se decidirá, si todo va según lo previsto, el próximo 8 de noviembre con la celebración del Cabildo de Elecciones. Aunque no estamos todos en la foto, porque había alguno que otro fuera de Jerez, para que vayáis poniendo caras al proyecto os digo la alineación:

De pie, y desde la izquierda, Carmen García, Guillermo Guerrero, Agustín Pardo, José Manuel Álvarez, yo (Manuel Zúñiga), Antonio Tejero, Fran García Reina, Paco Lara y Mari Carmen Lara. Sentados, María Muñoz, Dani Gago, Jesús Gago y Fernando Borrego.

Me siento bien con este equipo y espero que esa sensación os la pueda transmitir también a vosotros para que lleguemos a grandes cosas. También tengo que decir que estoy enormemente agradecido hacia ellos por haberse atrevido a dar este gran paso conmigo.

No tengáis reparo en preguntar a cualquiera de ellos lo que queráis o proponerles aquello que veáis bueno para nuestra Hermandad. Todo se hablará porque estamos abiertos a las propuestas de todos los hermanos y hermanas del Cristo para llegar a ser esa Gran Hermandad que todos queremos.

Certificado Elecciones Cristo

Publicado por Manuel Zúñiga Hita.